Elecciones municipales y autonómicas de Extremadura. Análisis post-electoral. La era del cambio.

ANTECEDENTES.

Ante la pregunta que un importante conjunto de personas se hacen: ¿Como hemos llegado a la situación actual?, con este artículo vamos a intentar dar respuesta a dicha cuestión.

Todo tiene comienzo en el año 2007 aproximadamente, momento en el que España se ve envuelta en una importante crisis, que afecta un conjunto de países económicamente avanzados, y que tuvo su primer movimiento en la caída de Leman Brother que fue a la quiebra motivado por los créditos subprime, acumuló enormes pérdidas por títulos respaldados por las hipotecas a lo largo de 2008 y que perdido el 73% de su valor en bolsa, lo cual provocó el despido de miles de trabajadores. La influencia de esta quiebra se manifestó en los mercados europeos que comenzaron a retirar activos en bolsa haciendo que importantes multinacionales, ubicadas en España, cambiaran su ubicación fuera de las fronteras provocando de este modo el despido de millares de trabajadores, aumentando la desconfianza y provocando una crisis macroeconómica que tendrá importantes repercusiones sociales.

Europa comienza a tomar decisiones, la troika se impone en Bruselas, imparte directrices cuya principal dirección está enfocada hacia el ahorro social fomentando una línea de recortes en este ámbito. Fue el gobierno de Zapatero quien tuvo que poner en marcha estas medidas, lo cual supuso un hecho negativo ya que influyeron enormemente en las limitaciones y restricciones de los derechos de los ciudadanos. Recortes presupuestarios y subidas de impuestos (el IVA del 16 al 18), una nueva reforma laboral en detrimento de los trabajadores, pérdida de derechos del sector funcionariado, además de la congelación salarial, etc.

Todas estas medidas provocaron una pérdida de credibilidad en el partido Socialista cuya consecuencia principal fue el adelanto electoral a noviembre del 2011 y vuelco de votos hacia el PP, que durante este periodo ejerció una oposición basada en contradecir las directrices marcadas por la troika, mostrándose públicamente en contra de las reformas del gobierno como por ejemplo la subida del IVA, afirmaban que de este modo no se salía de la crisis y como apoyo a estas afirmaciones, pidieron firmas en contra de esta concreta medida.

El nuevo presidente del gobierno, D. Mariano Rajoy toma posesión y ejercer como tal tomando medidas que sorprenden a todos los ciudadanos al comprobar que son aun más duras que las tomadas por el gobierno anterior: subieron el IVA al 21%, redujeron el presupuesto en educación y en sanidad, impusieron el pago farmacéutico, congelaron las pensiones… un largo etc. que se traduce en una opresión aun mayor hacia los sectores más vulnerables  de  la sociedad. Ante la situación de alto desempleo, impusieron la reforma laboral facilitando la inversión interior y con el objeto de mejorar la productividad a partir de la “explotación” laboral, abaratando el despido y fomento de los microcontratos que generan precariedad. Por otro lado, las estadísticas laborales indican que el número de contratos va en aumento, lo cual hace cuestionable a las propias estadísticas.

Las manifestaciones en contra de las medidas tomadas por el gobierno se suceden cada vez más, provocando una desafección en crecimiento.

La decepción se hace cada vez más perceptible en los ciudadanos, salen a la luz cada vez más casos de corrupción que afectan a todos los poderes del estado, al  partido del  gobierno, partido mayoritario de la oposición, el poder judicial y a la Casa Real.

Los ciudadanos reclaman en cada una de las manifestaciones a un político honesto, un político capaz de velar por los intereses de los ciudadanos que no solo rescaten a los mercados o los bancos.

Ante las propias necesidades básicas, los ciudadanos tienen que tomar decisiones entre pagar deudas tipo hipoteca, luz… o mantener el sistema alimenticio de su familia.

Surgen en los medios de comunicación diferentes plataformas, “la marea blanca”, plataforma anti-desahucios promovida por Ada  Colau, etc, frutos del perjuicio que están sufriendo los diferentes sectores de la población, trabajadores de la construcción, funcionarios de diferentes ámbitos, el pequeño comercio cierra sus puertas, pensionistas con serios apuros, etc.

Fruto del 15M surgen diferentes movimientos promovidos por personas como Pablo Iglesias, Echenique, Ada Colau, personas que surgen de los propios movimientos ciudadanos y que en ellas se visualiza la esperanza.  Cada una de estas personas gana en popularidad ganándose así la confianza de la ciudadanía más castigada por la crisis.

Los grandes partidos, PP y PSOE, y muy singularmente UPyD, no otorgan credibilidad ninguna a estas personas que se acercan de forma literal a los ciudadanos, los infravalora hasta que sorprenden en las  elecciones  europeas, irrumpen colocándose como tercera fuerza política española en Bruselas. Este hecho demuestra que el discurso de estos nuevos movimientos están siendo bien percibido por los ciudadanos posicionándose como fuerzas creíbles ante la sociedad.

La capacidad de PODEMOS para romper con los ejes ideológicos consiguiendo romper la línea horizontal que va de izquierda a derecha, situando al PP a la derecha, al PSOE en el centro izquierda y un poco más a la izquierda a IU. Este eje cambia su dimensionalidad y se coloca de forma vertical, de arriba a abajo, arriba están ellos: PP, PSOE y IU, (La Casta), y abajo, cerca de la sociedad más castigada, se sitúa a PODEMOS.

En un proceso de búsqueda de agentes tóxicos que asociarles, fruto de esta búsqueda es una relación tanto ideológica como económica con Venezuela. Esta relación ocupa una gran importancia política, tanto que se lanzan mensajes negativos hacia un país con el que han tenido negocios desde González, Aznar hasta Zapatero. Venezuela, ha pasado de ser el país hermano, a ser el enemigo.

Diferentes gobiernos españoles, de una u otra ideología, han tenido y, aun siguen mantenido, importantes negocios con gobiernos dictatoriales.

Mientras el gobierno y el principal partido de la oposición juegan al “y tú más”, la presidenta de la Junta de Andalucía rompe la alianza que le había permitido gobernar con IU y convoca elecciones anticipadas para el mes de marzo. Estas serán las primeras elecciones en las que formen parte como partido político: PODEMOS y Ciudadanos, siendo este último de origen Catalán, y que curiosamente es capaz de captar más votos fuera de Cataluña que dentro. Ciutadans percibe este cambio en el eje ideológico y se posiciona lejos de “la casta” con la intención de dar voz al sector de la población moderada castigada por la crisis.

Los resultados de estas elecciones no fueron tan sorprendentes a primera vista ya que se mantuvieron hegemónicos los dos grandes partido, aunque entran en el semicirculo PODEMOS y CIUDADANOS, los dos nuevos partidos (“novatos).

La primera percepción fue que con la inclusión de estos nuevos partidos las negociaciones y los pactos sería factibles, en cambio, tanto uno como otro partido impusieron líneas rojas a la envestidura de la representante del partido más votado, Susana Díaz.

Se estaba menospreciando a los “novatos” que han sido capaces de poner entre las cuerdas a los dos grandes partidos andaluces al no conseguir llegar a acuerdos. Las líneas rojas de PODEMOS: Recortar en altos cargos y sueldos para invertir en sanidad y educación, no contratar con bancos  que desahucian, y  limpiar el  parlamento andaluz de  corrupción. A esta última medida se suma Ciudadanos, exigiendo un gran pacto anti corrupción.

Se celebra el 24 de Mayo en toda España, elecciones autonómicas y municipales, exceptuando Galicia, Cataluña y País Vasco. En Andalucía una vez pasada las elecciones aun no se había alcanzado los acuerdos oportunos impidiendo la envestidura de Susana Díaz, que no sucede hasta el 11 de Junio de 2015.

Un nuevo abanico de colores aparece en las regiones españolas, entran en los parlamentos autonómicos las dos nuevas fuerzas políticas, PODEMOS Y CIUDADANO, a los que se suma Compromis en la Comunidad Valenciana, terminando así con las mayorías absolutas que hasta ahora se estaban turnando entre PP y PSOE.

EXTREMADURA.

El PSOE se impone en Extremadura con 30 diputados ante el descalabro del PP, que pierde 4 y se queda con 28 diputados.

Ante un panorama distinto al del año 2011, los candidatos afrontan la campaña de manera distinta. Monago ha desarrollado una campaña en solitario, con marca propia (HACEMOS) prescindiendo de las siglas de su partido, viéndose perjudicado por esta y otras  acciones erróneas, saliendo así del status de poder consecuentemente. La realidad es que estos errores

dejan a la región en una situación de total inestabilidad social y sanitaria.

Por otro lado, el candidato socialista se ha presentado de “frente”, mostrando una actitud de aprendizaje llena de humildad, haciendo de su campaña una exposición de buenas intenciones, valores y honradez demostrada, Vara pasó por Notaría, registró sus propuestas de gobierno y finalmente ha tenido sus frutos al ser la opción menos castigada, consiguiendo mantener buena parte de su electorado anterior y posicionándose como la fuerza con más votos recibido.

Normalmente el partido que se encuentra gobernando, posee herramientas más poderosas que la oposición. El presidente de la Junta de Extremadura ha invertido en campaña audiovisual y marketing, elaborando numerosos videos en los que trataba de trasladar una realidad mejorada desde que el PP gobierna la región. Pero la realidad socioeconómica de Extremadura es muy distinta a la descrita por su campaña, y aquellas personas, victimas reales de sus medidas, han ejercido el voto de castigo.

Ha sido clave el voto en las grandes ciudades, donde el PP ha perdido un considerable número de votantes, que han vuelto a confiar en el PSOE, además de en las nuevas formaciones políticas. El desencanto por parte del sector más conservador de la ciudadanía extremeña se ha manifestado en la participación, que por primera vez ha bajado. Como norma general se ha afirmado que la baja participación favorece al PP debido a la estereotipación de sus votantes, considerados como “votantes duros”1 en contraposición de los  votantes  indecisos  y considerados como “votantes blandos”2. En esta ocasión la participación ha demostrado que estas convicciones no son más que estereotipos ideológicos, dado que la abstención se ha dado en unos importantes conjuntos de votantes conservadores que no se han identificado  con ningunos de los dos partidos, PP y Ciudadanos.

Como era de prever, en Extremadura, los dos grandes partidos han vuelto a ser los grandes captadores de votos. El bipartidismo, pese  a la irrupción de  Podemos y Ciudadanos, sigue vigente en esta Región. Existe una diferencia importante entre el número de votos que han recogido los dos partidos tradicionales frente a los que han recogido los nuevos. Aun así, estos jóvenes partidos han irrumpido en el proceso pre-electoral unos meses antes del mismo, por lo que la proyección que a priori tienen es importante ya que han alcanzado ubicación en el semicírculo, mientras que IU, con una mayor trayectoria ha desaparecido del mismo.

La participación electoral ha estado por debajo de la participación de las elecciones del 2011, este hecho se puede entiende a partir de la gran desafección que existe en los ciudadanos y que los partidos emergentes no han conseguido movilizar el voto como se esperaba, o como sí ha pasado en otras regiones de España.

La apatía y desanimo de los ciudadanos ha sido una constante en toda España, a afectado tanto a los municipios como a las regiones manifestándose en la alta abstención.

Votantes duros son aquellos que ejercen su voto en base a una fuerte ideología mostrando fidelidad a la misma.

Votantes blandos son aquellos que ejercen su voto en base a una conducta política y que puede ser modificado en virtud de otras acciones políticas que sean considerar como apropiadas.

El tipo del electorado que se ha movilizado ha sido el del cambio, provocando una caída masiva del PP en las principales ciudades extremeñas y españolas. En Extremadura se han mantenido como lista más votada en Badajoz, Cáceres, Plasencia y Almendralejo, aunque sin mayorías absolutas, mientras que municipios como Mérida, Don Benito, Zafra o Montijo, han tenido un vuelco ideológico.

Se ha impuesto la realidad y la vida diaria (dura, en muchos casos dramática) que afecta a muchas familias y han influido a la hora de decidir el voto, frente a la débil memoria, el recuerdo último y el marketing electoral, que a través de sus mensajes pretenden hipnotizar al elector.

Pedro Escobar se distanció de los ciudadanos, y de sus propios ideales durante su etapa de “abstención”, ante aquellas políticas impuestas por el gobierno popular, aun a sabiendas de la opresión que se ejercía sobre la sociedad más vulnerable de Extremadura, quedándose sin representación en el semicírculo finalmente, esta actitud ha tenido consecuencias negativas que difícilmente podrá revertir.

Los nuevos partidos han modificado el escenario de la Asamblea convirtiéndolo en un hemiciclo muy diferente a lo que estábamos acostumbrados, escenario que también se ha modificado en muchos e importantes municipios de Extremadura y que se espera que  sea,  sin  duda,  un discurso fresco, más cercano a las demandas y a las necesidades ciudadanas.

Los nuevos partidos tendrán que enfrentarse a los corsés de la política (formalismos legales en la relación entre gobierno y parlamentos) que deberán aprender a manejar. Más que pactos de gobiernos, es previsible que haya pactos de oposición (auditorias externas municipales, condiciones para apoyar presupuestos municipales, líneas rojas consensuadas desde la oposición, reparto de liderazgos de oposición sobre temas específicos…). Las iniciativas de consenso dejan de ser tales para ser una obligatoriedad a fin de proyectar la nueva gerencia de los recursos sociales, económicos, educacionales y sanitarios.

El contexto (“herencia”) al que se enfrenta el nuevo gobierno dispone de un  margen  de maniobra incluso inferior al que se encontró Monago. La situación socioeconómica de la región está aún más débil y en algunos sectores más deteriorada que en 2011; la población se caracteriza por una mayor desigualdad, altos índices de pobreza, y la deuda ha crecido.

El lacerante aumento del riesgo de pobreza y la desigualdad socioeconómica permite preguntarse si Vara considerara a Extremadura como una región en situación de emergencia social. Este planteamiento condicionará su modo de plantear las políticas en pro de las mejoras de la región

A pesar de la mala prensa que  ha tenido la opción de un posible cambio, los ciudadanos extremeños que han decidido participar en estas elecciones han  elegido  el  cambio  y  han elegido un parlamento colorido, formado por cuatro partidos.

No obstante la prensa conservadora y la financiera divulga estos días una película de miedo a

cuenta de la victoria de la izquierda, argumentando en esta dirección que el Ibex 35 cayó el lunes el 2% y también porque vaya usted a saber qué suerte correrán algunos planes urbanísticos. El martes abrían portadas 'Cinco Días' ("El dinero se inquieta"), 'Expansión' ("Inquietud empresarial") y 'El Economista' ("El resultado electoral frenará las inversiones y el crecimiento").'La Razón' expone titulares alarmistas ("La inestabilidad política retrasa las decisiones de grandes empresas e inversores") y 'Abc' ("Los empresarios temen al huida de inversiones por el populismo"), que sirve además un editorial titulado: "El alto coste  del populismo urbano. La llegada de la extrema izquierda a enclaves tan importantes como Madrid y Barcelona tendrá consecuencias económicas muy negativas".

El Cambio Social que se inició en el 15 M está vigente, y no solo se ha hecho notar en Extremadura, sino en toda España. Aunque los ciudadanos siguen manteniéndose apáticos ante unas jornadas electorales tan intensas como las que acabamos de tener, los partidos emergentes han conseguido movilizar el voto de manera significativa en ciudades importantes donde había un claro dominio de la corrupción como es el caso de Madrid o Barcelona.

En Extremadura, el candidato socialista, se ha mostrado humilde en su discurso, exigente con sus siglas, reconociendo que la victoria no es tal victoria sino un mantenimiento de lo que ya tenía en 2011, lo cual no es poco… La importancia del consenso ante las nuevas propuestas y formas políticas toman el centro del poder en los ayuntamientos y las regiones españolas. También en Extremadura donde  los votantes  han elegido al PSOE como fuerza mayoritaria frente al voto de castigo hacia el PP, premiando con un vuelco hacia las nuevas opciones políticas, dibujando así un abanico diverso en el que se incluye a PODEMOS y a CIUDADANOS.

En Extremadura se abre una nueva etapa donde el dialogo y el consenso será el protagonista en contra de la imposición que marcan las mayorías absolutas.

Se deben saber interpretar este modo de expresión de los ciudadanos, sería un error importante no sumarse al cambio ya que los partidos emergentes han demostrado tener una proyección importante en esta dirección y cuyo resultado, a todos los niveles, es la absorción del voto descontento con las fuerzas mayoritarias.

LOS PRE-PACTOS Y PACTOS.

Estamos ante un momento pre pactos, es un momento de conocimiento, de exponer ideas.

Todos los partidos miran a las generales que serán en 5 meses por lo que son prudentes en virtud de las directrices de sus partidos.

En Extremadura la opción política más votada ha sido PSOE seguido de PP, existe una distancia importante entre estos y los nuevos bloques políticos. El PSOE necesita de la abstención de PODEMOS, y aquí es donde se comienzan a ver los cambios que pueden afectar a los ciudadanos, es decir, los cambios no comienzan cuando un partido u otro gobierna, sino que está comenzando en los pre pactos, las exigencias de PODEMOS   son diferentes a las que

expone PP, el discurso es muy diferente de uno a otro. Si PSOE no se quiere complicar podría hablar con Monago, este adquirió el compromiso de abstenerse a cambio que se abstenga PSOE en aquellas regiones y municipios donde el PP ha sido el más votado, realmente es un intercambio en el que salen beneficiados los dos.

En cambio, si PSOE alcanza pactos con PODEMOS, las exigencias de este último son diferentes, van en la línea de implantación de medidas, como recortes en personal de alto cargo, en sueldos de los altos cargos, incluido el presidente y que este ahorro repercuta sobre la Sanidad y la Educación.

¿Cuál es la diferencia entre pactar con uno u otro?: Pactar con PP, sería sencillo y rápido pero en este caso seguiríamos manteniendo la hegemonía bipartidista, lo cual sería símbolo de que viven fuera de la realidad. Este hecho sería contradictorio para ambos partidos de cara a las generales. Los ciudadanos en Extremadura han votado un cambio y parte de este cambio se manifiesta en la  importante pérdida  de votos que ambos partidos han tenido en favor  de PODEMOS y C´s. Acceder a este “pacto-acuerdo” provocaría una mayor pérdida de votos hacia los nuevos partidos políticos. Además de que se les estaría dando la razón al discurso de la “casta” que PODEMOS ha venido lanzando y que tanto ha calado en las personas.

La opción sería volver a los inicios del PSOE, es decir, desintoxicarse de todo lo negativo, y volver a la esencia ideológica. Para ello será necesario ceder en algunas directrices marcadas por PODEMOS, será necesario decirles a los ciudadanos que lo que realmente les importa a estos dos partidos no es mantenerse en el poder, sino ayudar a la sociedad a mejorar.

En esta primera ronda se caracteriza por el formato y el medio de difusión, es la primera vez que vemos los preacuerdos casi al instante de suceder gracias a este nuevo medio de difusión que es la red. Casi de forma inmediata a la ocurrencia de la reunión y a través de los medios podíamos ver la discusión al completo, desde el principio hasta el final. Esto no se ha visto nunca hasta que se ha apostado firmemente por la transparencia en los ámbitos políticos.

Ahora bien, esto es positivo y negativo, positivo porque vemos a ambas fuerzas políticas en total esencia, y negativo porque también se ven las carencias.

Respecto a la actitud, se observa al candidato socialista, Guillermo Fernández Vara dotado de humildad y con un amplio decálogo de buenas intenciones. Frente a él, vemos a Álvaro Jaén, con cierta autoridad y confianza que le otorga la situación en la que reina la pura necesidad de pactos. Autoridad que se refleja en los continuos recordatorios sobre la pérdida de confianza de los ciudadanos respecto al PSOE, además de ser él el moderador en estos encuentros.

Se percibe un nivel de exigencia mayor por parte de PODEMOS y un nivel de acuerdo mayor por parte del PSOE, el primero pide concreciones pero no expresa ningún método para alcanzar sus objetivos, sin embargo al exponer los objetivos delega esta responsabilidad en el partido mayoritario, en este caso, es el PSOE.

En cambio con el salario de los diputados y el recorte de altos cargos, no se ha sido tan

contundentes, se comenta que depende de la situación de la administración existe la voluntad de asignar un salario en función de la responsabilidad y la reducción de altos cargos en función de las necesidades de la propia administración.

Se echa de menos un plan de creación de empleo estable que mejore la productividad en la región y devuelvan los derechos a los trabajadores  y funcionarios. Se han centrado en las políticas sociales, sanitarias y educativas, pero en políticas económicas no, siendo este un asunto que preocupa notablemente a la ciudadanía.

Extremadura es una región cuya carencia son medidas que fomente la inversión y sobre todo y muy importante es la vuelta de los derechos de los trabajadores, facilitar la contratación, mejorar la productividad y salir de la precariedad laboral fomentando la creación de empleo estable. De poder desarrollar este tipo de políticas podría comenzar a darse el fin de algunos problemas sociales como desahucios, la morosidad, la pobreza, etc; es decir, de crearse un buen plan de empleo en el que los ciudadanos, tanto los que tienen trabajo pudieran mantenerlo, como los que viven en una situación de emergencia social, pudieran participar para poder acceder a un trabajo digno y estable, estas personas que se encuentran en situación de marginalidad tendría la posibilidad de poner al día sus deudas, mantener su vivienda y poder conservar una vida digna y ordenada.

CONSTITUCIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS Y DE LAS CCAA.

Ya se han constituido los ayuntamientos en todos los municipios que han participado en estas elecciones.

En Extremadura ha habido una amplia mayoría, un 60% de municipios, donde gobierna  la izquierda formada por PSOE y PODEMOS. El próximo movimiento será la investidura de Guillermo Fernández Vara como presidentes. No se prevé dificultad alguna ya que PP anunció que se abstendría, este anuncio estaba seguido de condiciones, pero la actitud que  ha mostrado el candidato socialista al respecto ha sido de indiferencia lo cual tiene queda a este último en el compromiso de asumir su anunciada abstención sin haber tratado este asunto. Podría decirse que se precipitó en esta afirmación que ahora beneficia al Sr Vara y, en caso de hacer lo contrario, faltaría a la palabra dada lo que conllevaría un grave daño a su partido, el PP de Extremadura.

Al Sr Vara le interesa alcanzar acuerdos con PODEMOS, ya que los objetivos de resolver los problemas de la sociedad extremeña más castigada por la crisis es común a ambos. En cambio el Sr Jaén muestra un interés importante por problemas sociales determinados como son los desahucios, los comedores escolares, y el sueldo del presidente. Quizás debería plantearse establecer políticas de participación laboral que ayuden a estas personas a salir  de  esta situación tan concreta.

A modo de reflexión se debe tener en cuenta que de manera intangible en estas negociaciones

post electorales, se sitúa como trasfondo la campaña electoral de las próximas elecciones generales, que tendrán lugar en pocos meses. El nuevo gobierno y la oposición parlamentaria deberán ser muy cuidados en las formas y en el mensaje, empezando a trabajar desde el primer momento para el total de la población extremeña, por lo tanto  tendrán  que  dar muestras de la afinidad social demostrando que de verdad les preocupa la situación dramática por la que están pasando los ciudadanos, planteando medidas concretas y reales.

Estudios destacados

La evolución de la familia
Violencia doméstica
Cooperación transfronteriza y ordenación.

Información POSMER

  c/ El Castúo, 64. 06210 Torremejía. Badajoz

692-639-954 924-340-442

Responsable: Juan Francisco Díaz Cadenas

NIF: 44784094-N

Aviso legal
Política de privacidad
Política de cookies